Por esta razón los egipcios adoraban a los gatos.

¿Alguna vez te generó curiosidad saber por qué los egipcios le daban tanta importancia a los gatos? ¡Yo también, muchas veces! Es que los egipcios fueron la población que más compatibilizó con estos animales, incluso fue la primera que los domesticó pero, ¿por qué? Sabemos que es por un tema de religión, de adoración y de santidad pero aún nos falta mucho por conocer; no perdamos más tiempo y vamos a descubrir por qué los egipcios adoraban a los gatos.

3300

¿Por qué los gatos eran considerados criaturas santas?

Los gatos formaron parte importante de la cultura del antiguo Egipto; ya fuera como una compañía del hogar o un objeto de adoración, estos animales tuvieron más dominio de los egipcios que cualquier otra criatura. ¡Fascinante! Pero, ¿qué es lo que diferencia a los gatos de otros animales para que fueran tan importantes para esta cultura?

Si bien los gatos que domesticamos no son descendientes directos de los leones, son felinos y los egipcios los asociaban con este animal grande y poderoso que con solo un rugido dominaba toda la manada. Los egipcios identificaban a los leones con la figura del sol que para ellos era muy importante porque su dios principal, dios del sol llamado Ra, moría con la caída del sol por el oeste y volvía a nacer con el amanecer en el este. Este dios, sin embargo, siempre corría peligro durante la noche porque sus enemigos lo atacarían, y es allí donde entra la figura del león, cuyos ojos reflejan los rayos del sol y combaten la oscuridad protegiendo así al dios Ra. Interesante, ¿no?

3301

Tal es así, que los gatos terminan siendo esos leones que con sus ojos combaten la oscuridad, llegando a ser los animales más sagrados en esta cultura, teniendo réplicas en templos y pirámides con el fin proteger a los dioses.

Domesticación y protección de los gatos

Al ser el máximo protector de los dioses, el gato se convierte en un semi dios que no puede ser propiedad de ningún humano; solamente el faraón tenía el honor de tener propiedad y domesticar a esta criatura sagrada. Por lo tanto, los gatos estaban bajo la protección del faraón y de la ley que prohibía que se vendiera, lastimara o matara a cualquier gato. ¿Sabes cuál era el castigo para aquel que osaba matar a uno? ¡La muerte!

3304

Aunque no se conoce exactamente el momento en el que los egipcios comenzaron a domesticar gatos, se considera que fue alrededor del 2000 A.C . Los egipcios llevaban a sus gatos como animales de compañía a cazar, en vez de llevar perros que ya en ese momento eran domesticados con este fin en otras partes del mundo. También se hacían estatuas de gatos y se colocaban afuera de los hogares para proteger a los habitantes de los espíritus malignos.

3002

Sin dudas, lo gatos son la figura principal cuando se recuerda la vida en el antiguo Egipto, pero también lo son hoy en día para todos aquellos que los queremos y tenemos un mejor amigo felino en casa, ¿verdad?

Un gato de 13 años no puede dormir hasta que su dueño le sostiene la pata

Jamie, es un gato birmano que tiene 13 años y fue puesto en el refugio cuando su dueño se mudó al hogar de ancianos. Cuando Jamie fue entregado a la RSPCA Australia, se encontraba en una condición horrible. Sufriendo de gripe de gato y problemas de riñón, fue mantenido bajo cuidado médico especial. Incluso después de recuperarse, el personal estaba preocupado de que lo adoptaran.

Todas sus preocupaciones desaparecieron cuando una joven llamada Sarah Dempsey lo adoptó un día mientras buscaba a los gatos en el refugio. Sara le dijo a Dodo que cuando conoció a Jamie por primera vez, estaba durmiendo pacíficamente, pero despertó cuando ella se inclinó para mirarlo. También dijo que sabía que él le quitaría toda la soledad, ya que quería caricias.

Ella lo adoptó y lo llevó a su casa, y ahora él no la abandona ni por un minuto. “Le gusta hablar conmigo por la noche y me sigue por mi apartamento”, dice Dempsey. Lo mejor de Jamie es que no dormirá a menos que Sarah sostenga su pata. Ella dice: “Si lo dejo ir, se despierta, maúlla y me agarra con la mano”. Le parece un momento muy lindo, durmiendo tomados de la mano uno al lado del otro. “Creo que ya nos hemos unido”, dice Sarah.

Cuando su dueño se mudó al hogar de ancianos, terminó en el refugio a la edad de 13 años.

1501

Una mujer joven, Sarah Dempsey lo adoptó. ” No se irá de mi lado … Es extremadamente cariñoso “, dice Sarah.

1502

Lo mejor es que duerman juntos.

1503

Si ella suelta su pata, él se despierta inmediatamente, maúlla y duerme otra vez después de agarrar su mano hacia él. “Creo que ya nos hemos unido”.

1504

La leyenda budista sobre los gatos

Para el budismo, los gatos representan la espiritualidad. Son seres iluminados que transmiten calma y armonía. Por ello, suele decirse que quien no se relaciona bien con su inconsciente nunca llega a conectar por completo con un gato, ni entenderá tampoco sus misterios.

La verdad es que a nadie le sorprende saber que la figura de estos animales esté unida al budismo. Tanto es así, que en Tailandia existe una preciosa leyenda que ha trascendido en el tiempo hasta convertir a los gatos en unos seres de paz, y de íntima unión, en muchos templos de países asiáticos.

4001

Es por ello, que resulta muy común ver a los gatos dormitando en los santuarios, hechos un ovillo en el regazo de las múltiples figuras de Buda que orlan los jardines y los templos.

Los gatos ven mucho más allá de nuestros sentidos, entre sus horas de siesta y sus instantes de juego y exploración ahondan en nuestra alma con su afinado olfato. Alivian tristezas y nos arropan con sus nobles y relucientes miradas.

A menudo, suele decirse que tener un perro es disfrutar del compañero más fiel que pueda existir. Algo totalmente cierto. No obstante, quien conoce el carácter de un gato siente que la conexión es más íntima y profunda, de ahí, que diversos monjes budistas como el maestro Hsing Yun, hablen del poder sanador de este animal. Te invitamos a descubrirlo con nosotros.

4002

Una leyenda budista sobre los gatos originada en Tailandia

En primer lugar, hemos de saber algo importante. El budismo no está organizado en una jerarquía vertical,  la autoridad religiosa descansa sobre los textos sagrados, pero existe una gran flexibilidad en sus propios enfoques. La leyenda que vamos a mostrarte hunde sus raíces en una escuela en concreto: en el budismo theravada, o el budismo del linaje de los antiguos.

Fue en Tailandia, y dentro de este contexto, donde se escribió El libro de los poemas del gato, o el Tamra Maew, conservado a día de hoy en la Biblioteca Nacional de Bangkok como un tesoro. En sus antiguos papiros pudo leerse una encantadora historia que decía que cuando una persona había alcanzado los niveles más altos de espiritualidad y fallecía, su alma se unía plácidamente al cuerpo de un gato.

La vida podría ser entonces muy corta o lo que la longevidad felina permitiese, pero cuando llegaba el final, el alma sabía que ascendería a un plano iluminado. A su vez, el pueblo tailandés de aquella época, conociendo esta creencia, llevaba a cabo también otra curiosa práctica.

Cuando un familiar fallecía, se le enterraba en una cripta junto a un gato vivo. La cripta tenía siempre un agujero por donde el animal podría salir, y cuando lo hiciera, daban por sentado que el alma del ser amado ya estaba en el interior de aquel noble gato… De este modo, alcanzaba la libertad y ese sendero de calma y espiritualidad capaz de preparar a esa alma, para el camino posterior hacia la ascensión.

Los gatos y la espiritualidad

portada gato buda

Dicen de los gatos que son como pequeños monjes meditativos capaces de traer la armonía a un hogar. Para la orden budista de Fo Guang Shan, por ejemplo, son como personas que ya han alcanzado la iluminación.

Los gatos son seres libres. Beben cuando tienen sed, comen cuando tienen hambre, duermen cuando sienten sueño y hacen lo que se debe hacer en cada instante sin necesidad de complacer a nadie.

No se dejan llevar por el ego. Y algo especial de estos animales según esta rama del budismo es que aprendieron a sentir al hombre desde eras muy lejanas en el tiempo, en cambio, las personas aún no han aprendido a sentir al gato en el presente.

Son leales, fieles y afectuosos. Pero sus muestras de cariño son íntimas y sutiles, y aún así, tremendamente profundas. Solo aquellos que sepan ahondar en su interior, con respeto y dedicación, gozarán de su amor inquebrantable. Las personas que sean desiguales o que eleven a menudo su voz para gritar, jamás serán de su agrado.

Animales únicos

Para concluir, sabemos que no hace falta recurrir a los textos budistas para entender que los gatos son especiales. Sus miradas nos transportan a universos introspectivos, con sus extrañas posturas nos invitan a practicar el yoga, son un ejemplo de elegancia y equilibrio…

Resultado de imagen para gatos

Los queremos y hasta los veneramos y, aunque ellos mismos se crean auténticos dioses recordando quizá sus días en el Antiguo Egipto, es algo que les permitimos con orgullo.

El tiempo pasado con gatos nunca es tiempo perdido.

Todos disponemos de nuestras propias historias con estos animales, momentos inolvidables que nos han permitido disfrutar de pequeños instantes cargados de magia y autenticidad. Esos que seguramente sirvieron de inspiración para hilar esta hermosa leyenda budista que quedó impresa en tinta, papel y misticismo. La misma que hoy hemos querido compartir en nuestro espacio contigo.

 

Conoce a Ritchie, el papá gato de 7 perritos chihuahuas.

Estamos acostumbrados a ver historias de perras y gatas que decidieron hacerse cargo de un bebé animal de otra especie totalmente diferente, y concluimos que es probablemente debido a los “instintos maternos” de estas criaturas.

Pero esta historia es mucho más especial que otras que hayas leído. Estos cinco chihuahuas adorables residentes en Bangkok, Tailandia, llamados Yuta, Hana, Nami, Mocha, y Kuma son la nueva sensación de Internet gracias a su nuevo padre protector.

Gato padre 1

Estos adorables bebés y sus padres chihuahua viven en armonía con el cuidado de su dueña, y con la ayuda de alguien especial, Ritchie. Y es un gato. Sí. Un gato macho.

Gato padre 2

El gato blanco y gris llamado Ritchie actúa como padre, o como la figura paterna de estos pequeños.

Esto es totalmente inusual, sabiendo que los gatos machos no se hacen cargo de los más pequeños, y también parece que ha elegido a su favorito, el más pequeño del grupo, Kuma.

Dondequiera que Ritchie vaya, definitivamente verás a Kuma siguiendo a su padre gato.

Gato padre 3

Hasta se acurrucan en la cama para dormir. Durante la hora de la siesta, Ritchie sabe lo que tiene que hacer demasiado bien para proporcionar un espacio suave y cómodo para sus bebés Chihuahuas.

Seguramente, ¡este papá ama a sus pequeños hijos adoptivos como si fueran realmente suyos! ¡Una familia adorable!

Gato padre 4

No todos los días puedes ver una relación como ésta. Y mucho menos entre un gato macho y 7 perros. Los chihuahuas tienen fama de ser desconfiados con todo el mundo, y más aún con animales de otra especie o raza. Pero aunque lo creas o no, ¡esta familia es más feliz que muchas otras! El gato les aporta protección y experiencias sobre la vida a sus queridos chihuahuas, a cambio de amor y cariño todos los días.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

Todo selfie esconde una historia detrás. Puede ser que sólo quieras inmortalizar un momento concreto de tu vida. Otra opción es que quieras presumir en las redes sociales o quizás sólo quieras hacer una foto divertida con tus amigos. Lo curioso es que sea cual sea el motivo, el concepto de selfie se ha extendido por todo el mundo y no sólo para los humanos, ¡también para los animales!

Como lo lees, nuestros amigos peludos han decidido tomar prestadas nuestras cámaras de fotos para realizar algunos de los selfies más épicos que jamás hayas visto.

Los mejores selfies de animales que te harán al menos sonreír:

1- Mejores vacaciones de su vida

Por ello tenía que retratarlas con el mejor selfie del mundo.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

2- Selfie de pareja

Algunos no han aprendido que los planos tumbados no son muy favorecedores.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

3- Morritos

Hubo un tiempo en el que estaba de moda salir haciendo morritos en las fotos. Gracias a Dios la moda ha pasado, pero este gato no se enteró.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

4- ¡Primer selfie del día!

Aunque esté aún un poco dormido, hay animales muy adictos a los selfies…

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

5- ¡Noche de chicas!

Todos tenemos esa selfie épica de una noche con nuestros mejores amigos, aunque no todos salgan igual de bien.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

6- ¿Quién no se ha hecho una foto en el espejo alguna vez?

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

7- Selfie #postureo

En lugar de hacerse la típica foto en la playa en verano, este perro nos mostró sus descansos en el jardín.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

8- Seflies sorpresa

No estamos muy seguros que sus amigas supieran de la existencia de este selfie antes de que estuvieran arregladas para salir.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

9- Cuando te haces un selfie sin querer…

¿Alguna vez has abierto la cámara de fotos de tu móvil y te has hecho un selfie sin querer? Estamos seguros que a este gato le pasó lo mismo.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

10- ¿Salimos todos?

Alguien siempre se sacrifica y sale en primer plano para que el resto salga bien en la foto.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

11- ¡Mejores amigos para siempre!

La felicidad en sus caras demuestra que son los perfectos mejores amigos.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

12- Natural

La postura parece realmente cómoda, ¿verdad? ¿No harías tu también lo que fuera por un selfie perfecto?

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

13- ¡Hora del selfie del día!

Seguro que tienes al menos un selfie con tus amigos de cada vez que se juntan.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

14- Felicidad absoluta

Cuando te pasa algo y no puedes contener la felicidad y sobre todo las ganas de inmortalizarlo en un selfie.

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

15- Seduciendo a la cámara

15 Selfies épicos de animales con los que no podrás parar de reír

¡No olvides compartir estas curiosas fotografías con todos tus amigos!

Un anciano abraza a su gato, lo único que le quedó después de que un incendio devoró su casa (VIDEO)

Ali Mese de 83 años, intentó encender su estufa de leña con gasolina y sin querer incendio su vivienda.

La terrible tragedia de un hombre de 83 años que perdió su casa tras provocar en ella por error un incendio conmociona a Turquía.

Ali Mese, habitante de la provincia turca de Ordu, en las costas del Mar Negro, quiso encender su estufa de leña y utilizó para eso gasolina. El resultado fue que incendió toda su casa y perdió cuanto tenía. Desconsolado, apenas atinó a abrazar uno de sus gatos. Alguien tomó una fotografía y la imagen que capta ese momento ha sido en su país de las más comentadas en las redes sociales, reportó el portal Anadolu Kedisi.

1

Los vecinos alertaron a los bomberos del incendio, pero no hubo ya nada que hacer: todo lo que había en la casa fue consumido por el fuego, incluso otros gatos y unas gallinas que poseía.

Por fortuna, Ali, su familia y uno de sus gatos pudieron salvarse.

2

Tras el incidente, el octagenario fue llevado a un hospital, donde fue tratado por leves quemaduras, y horas más tarde pudo reunirse con su gato.

3.jpg

Las autoridades locales prometieron ayudar al hombre y su familia, que se quedaron sin hogar.

Un gatito solitario es rescatado por un perro, y no pudo parar de acurrucarse cuando recibió un hogar adoptivo.

Un gatito de 4 semanas fue salvado por un perro que lo encontró solo sin su madre. Una buena mujer lo llevó a su hogar de crianza y el gatito no se cansó de recibir amor.

¡Conoce a Prince Puddin!

Era abril del 2017 cuando el pequeño Prince Puddin fue llevado a la Humane Society de Toronto, necesitando de mucho amor.

“Un perro lo había encontrado y lo llevó a su casa con su humano, quien a su vez llevó de inmediato al pequeño gatito a la Sociedad Humanitaria”, dijo Tania, su cuidadora.

Cuando Tania fue al refugio para recoger a su siguiente hijo de crianza, se encontró con el gatito, que inmediatamente se acurrucó en su mano enrollado como una bola de pelos, ronroneando a todo pulmón.

“Estaba de espaldas, con sus diminutas patas rosadas en el aire, y encajó perfectamente en la palma de mi mano. Fue muy amigable desde el principio”.

El gatito estaba ansioso por ser amado. Siguió a su madre adoptiva por toda la casa, saltando sobre sus pies, jugando con ella durante sus horas de vigilia, y no se cansaba de recibir atención.

“¡Las primeras dos semanas conmigo estuvieron llenas de ternura, ronroneos, abrazos y dulzura! Le ENCANTABA estar sobre su espalda mientras jugaba conmigo o dormía”, dijo Tania.

“Después de las primeras semanas, sus cualidades de ‘hijo único’ comenzaron a relucir. ¡Él no tenía compañeros de camada, así que me estaba usando a mí!”

“Era muy tierno y ronroneaba todo el tiempo. Quería ponerlo en mi bolsillo y llevarlo conmigo”.

¡Prince Puddin era un pequeño con una gran personalidad!

Mandaba en la casa como si fuera el jefe.

Cuando dormía la siesta, rodaba sobre su espalda en el regazo de su madre adoptiva, ronroneando a todo volumen.

¡El pequeño travieso estaba prosperando en su hogar de crianza!

Le encantaba que lo abrazaran y lo cargaran, y se aferraba a su madre adoptiva para no estar solo nunca.

Cuando alcanzó la edad y el peso adecuados para su cirugía de castración, el pequeño Prince Puddin regresó al refugio y fue adoptado rápidamente por una buena familia.

El dulce gatito vive ahora el mejor momento de su vida en un hogar propio.

Nadie sabe cuánto tiempo estuvo vagando por su cuenta antes del rescate…

Pero ahora tiene una familia con la que se acurruca constantemente, y es feliz y amado.

¡Es un pequeño muy curioso!